deportes_J.R. Smith, el mejor reserva de la NBAknicks

El escolta-alero J.R. Smith, de los Knicks de Nueva York, ha sido el ganador del premio de Sexto Hombre de la temporada, concedido a jugadores reserva, de acuerdo a varias fuentes perio- dísticas. Los Knicks tienen prevista una rueda de prensa para esta tarde en la que darán a conocer de manera oficial la distinción que ha recibido Smith al hacerle la entrega del trofeo.

Smith, con ocho años de profesional, consiguió promedios de 18,1 puntos en los 80 partidos que disputó durante la temporada regular, todos como reserva, y en 29 encuentros llegó a los 20 o más tantos, lo que le permitió empatar con el escolta Jamal Crawford, de los Clippers de Los Ángeles, como líderes de la NBA.

La gran labor ofensiva de Smith fue decisiva junto a la del alero Carmelo Anthony para que los Knicks lograsen el título de la División Atlántico por primera vez desde la temporada de 1994 y acabasen con el reinado de los Celtics de Boston.

Los Knicks también consiguieron quedar segundos en la Conferencia Este y disputar la primera ronda de la fase final contra los Celtics a los ya ganaron el partido inaugural de la serie al mejor de siete.

El premio es el segundo que recibe un jugador de los Knicks en las dos últimas temporadas después que en la del 2011-12 el pívot Tyson Chandler ganó el del Jugador Defensivo del Año.

Smith se convierte en el tercer jugador en la historia de los Knicks que gana el premio de Sexto Hombre y se une al alero Anthony Mason (1994-95) y al base John Starks (1996-97).

La aportación de Smith, aunque no ha salido de titular, ha sido decisiva en los triunfos de los Knicks, al convertirse en la segunda mejor opción del ataque del equipo, sólo superado por el alero Carmelo Anthony, que ganó el título de máximo encestador de la liga.

Smith ha disputado siete partidos de la temporada regular en la que jugó 40 o más minutos, pero se pensaba que Crawford sería el ganador del premio por la excelente labor que ha realizado con los Clippers de Los Ángeles.

El nuevo Sexto Hombre de la liga no tuvo su mejor inspiración encestadora en el mes de enero, cuando bajó al 25 por ciento en los tiros de triples.

Pero resurgió en la recta final de la liga y fue clave para que los Knicks consiguiesen racha de trece triunfos consecutivos gracias especialmente a la consistencia y eficacia encestadora de Smith, que logró un promedio de 23,2 puntos por partidos y un 49 por ciento de acierto en los tiros de campo.

Antes de esa aportación, Smith tenía 16,7 puntos de promedio y el 40 por ciento de acierto en los tiros de campo, que incrementó en el doble de intentos y en tres partidos consecutivos logró 30 o más puntos, algo que sólo había conseguido como reserva Ricky Pierce, de los Bucks de Milwaukee, en 1990.