La cantante de origen puertorriqueño sorprendió con un vestido brillante en tono dorado durante su fiesta de cumpleaños

Jennifer López cumplió 50 años el pasado 24 de julio.

La exitosa cantante de origen puertorriqueño decidió celebrar esta fecha a lo grande: organizó una fiesta para 250 personas en la residencia de Emilio y Gloria Estefan, ubicada en Miami.
Durante la noche, la celebridad cantó algunos de sus temas, bailó sin parar y disfrutó de una torta gigantesca junto a todos sus invitados.

Para la fecha tan especial, Jlo lució una pieza de la colección de Otoño Invierno 2019-2020 Pret-A-Porter de Versace, una de sus firmas favoritas.

El vestido fue de color dorado, para combinar con la temática de la fiesta, y resaltó por ser brillante en su totalidad.

En la parte superior, llevaba una serie de correas entrelazadas a modo de cutouts que dejaban entrever su torso, espalda y cintura. Además, la gran abertura de la pierna fue el toque perfecto para sumar, aún más, sensualidad al look. El atrevido vestido dejó a la vista su exuberante figura: una por la que la cantante trabaja constantemente.