El presidente y la vicepresidenta electos recibieron la vacuna ante el público con la finalidad de dar confianza a la población ante la inmunización.

Kamala Harris, vicepresidenta electa de Estados Unidos, recibió la vacuna contra el coronavirus públicamente, en el hospital United Medical Center de Washington D.C, con la finalidad de dar confianza a la población ante la inmunización, pues aseguró que «se trata de salvar vidas».

Harris recibió la vacuna de la empresa biotecnológica Moderna, la segunda que ha obtenido la autorización de emergencia por parte de las autoridades estadunidenses. Tras ponerse la vacuna, Harris bromeó con que apenas había sentido la inyección y agregó que su esposo, Doug Emhoff, la recibirá después.

«Quiero animar a todo el mundo a ponerse la vacuna, es relativamente indoloro, es realmente rápido, es seguro», dijo la vicepresidenta electa a los periodistas. Aseguró que estaba deseando recibir la segunda dosis y reiteró que confía en los científicos, quienes, recordó, han creado y aprobado la vacuna. «Cuando sea su turno, póngase la vacuna, se trata de salvar sus vidas, las de los miembros de su familia y las de su comunidad», dijo a los ciudadanos.

Joe Biden se vacuna contra el coronavirus frente a las cámaras de televisión

Joe Biden, el presidente electo de Estados Unidos, fue inyectado frente a las cámaras de televisión con la vacuna contra la covid-19 en un esfuerzo, como futuro líder del país, de dar visibilidad a la inoculación para que los estadounidenses sientan confianza y estén preparados para recibirla en cuanto esté disponible para la población. La inyección de la vacuna Pfizer/BioNTech, el primero de los dos inmunizantes ya autorizados en Estados Unidos.