51,838 aficionados se dieron cita en hipódromo de Louisville, el mayor aforo en un evento deportivo en los Estados Unidos desde el inicio de la pandemia hace más de un año, para ver el triunfo de Medina Spirit, que salió del octavo sitio y con momios de 15-1, tomando la ventaja desde que se abrieron las puertas y sobrevivió el cierre de cuatro caballos a un cuerpo. Mandaloun fue segundo, con Hot Rod Charlie tercero y el favorito Essential Quality en cuarto lugar.  

El jockey puertorriqueño, John Velázquez logró su cuarto triunfo en el Derby, montando al potro negro que fue adquirido en 1.000 dólares como añojo y que le costó 35.000 dólares a su dueño actual Amr Zedan. Medina Spirit cubrió la distancia de una milla y un cuarto en 2 minutos, 1,02 segundos. Antes de la carrera, los pronósticos le daban 12-1. Pagó 2,60, 12 y 7,60 dólares. 

Mandaloun finalizó segundo y pagó 23 y 13,40 dólares. Hot Rod Charlie llegó otro medio cuerpo detrás, en el tercer sitio, y pagó 5,20 dólares. En el cuarto sitio se ubicó Essential Quality, que era el favorito por 5-2. Baffert consiguió su segunda victoria consecutiva. 

El año pasado, alcanzó a Ben Jones con su sexta victoria, en un Derby que se atrasó a septiembre y que se llevó a cabo sin público debido a la pandemia. Velázquez se convirtió en el primer jockey en ganar el Derby en años consecutivos desde que el mexicano Víctor Espinoza lo logró en 2014 y 15. Asimismo, completó el doblete Kentucky Oaks-Derby, algo que no se conseguía desde 2009. El viernes había ganado la prestigiosa carrera de potrancas. El Derby se realizó esta vez bajo un cielo azul y frente a 51.838 espectadores, unos 100.000 menos de lo habitual.