Servicios Miniondas/FarándulaUSA

La economía estadounidense ha mostrado cifras positivas en lo que va del año. En particular, las cifras de empleo han dado más razones a la Fed para iniciar un ciclo de alzas en las tasas de interés en este diciembre

Tan solo en noviembre, la economía estadounidense creó 211,000 nuevos empleos, cifra superior a los 200,000 puestos que esperaban los analistas. En lo que va del año, se han creado en promedio 237,000 nuevos empleos cada mes, mientras que la tasa de desocupación ha caído a 5% y los expertos de Morgan Stanley esperan que llegue a 4.5% para finales de 2016, en línea con el pleno empleo.

Para 2016 se pronostica que el ritmo de creación de empleo se desacelere, aunque se espera una mayor fortaleza de los salarios, lo que implicaría un impulso más grande en el consumo.

UBS espera que la economía estadounidense crezca 2.8% frente al 2.5% que se estima para 2015, mientras que Bank of America preve que la actividad económica del país permanezca estable en 2.5%.

“La economía ya ha probado ser resistente a los choques […], muchos de los choques globales como la minería y la manufactura ya fueron absorbidos”, dijo BofA en un documento.

El dólar seguirá fuerte

El billete verde se apreció este año frente a prácticamente todas las monedas del mundo cuando aumentaban las posibilidades de que la Reserva Federal elevara las tasas de interés por primera vez en más de una década.

De hecho, el dólar ha ganado 9.4% en lo que va del año frente a una cesta de monedas de los principales socios comerciales de los Estados Unidos, según cifras de la Reserva Federal.

Para el próximo año, los especialistas esperan que el billete verde siga apreciándose a medida que los flujos de capital se muevan hacia activos financieros estadounidenses, ante el inicio de la normalización de la política monetaria de la Fed.

“La idea aquí es que la Fed está preparándose para subir las tasas de interés, pero la mayor parte de los principales bancos centrales no están cerca de eso. Están buscando posiciones más acomodaticias. El BCE está a años de elevar las tasas y el Banco de Japón difícilmente elevará tasas pronto”, dijo en conferencia de prensa Jay Bryson, economista de Wells Fargo.

Para México, la mediana de las estimaciones de los analistas apunta a que el tipo de cambio interbancario se ubicará en 16.60 pesos para finales del próximo año.

Fuente: U.S. Reserva Federal

Foto: feelgrafix.com