Servicios Miniondas/FarándulaUSA

EE.UU. y China impulsan el pacto por el clima

El mensaje que lanzaron este lunes los 150 jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la cumbre del Clima de París fue nítido: la apuesta por la economía verde es el único futuro posible. Lo inédito ahora es que EE UU y China comparten la misma ambición. Las dos primeras potencias mundiales pidieron un acuerdo ambicioso que deberá revisarse cada cinco años.

A la preocupación de Barack Obama por las condiciones de vida de las futuras generaciones, el presidente francés François Hollande añadió: “La transformación energética es una obligación moral”.

Ni EE UU ni China suscribieron el acuerdo de Kioto en 1997. Hoy, el norteamericano Barack Obama y su homólogo chino, Xi Jinping, hablan casi el mismo idioma sobre el cambio climático.

“Represento al segundo país más contaminador. Asumiremos nuestras responsabilidades”, dijo Obama. Su discurso abrió las puertas a la ayuda que necesitan los países en desarrollo, al igual que hizo Xi Jinping. Ninguno de los dos, sin embargo, hizo votos por un acuerdo vinculante como pidió Hollande, anfitrión del cónclave.

Por contra, tanto Washington como Pekín han llegado a París, junto a otros 175 países, con sus compromisos nacionales para luchar contra el calentamiento global bajo el brazo. Insuficiente, en palabras de la canciller Angela Merkel, la más comprometida con el cambio climático y la única gran potencia que habló este lunes de ir hacia una economía totalmente libre de emisiones de dióxido de carbón.

Fuente: El País, bbc, et.alius

Foto: Cortesía White House