m simon

Tanta información contraria que se nos da: “Come una hora antes de hacer ejercicio; Es mejor hacer ejercicio en ayuna para quemar más grasa; Debes comer dentro de una hora después de hacer ejercicio; etc.” Sólo por la pura ansiedad de esta confusión ¡me dan ganas de comer!

Recuerden esto: El alimento es energía, y obviamente se requiere energía para hacer ejercicio. Por lo tanto, uno puede razonar que sería conveniente comer antes de hacer ejercicio. Además, después de hacer ejercicios de fortalecimiento, es necesario reparar los músculos con alimentación y descanso.

Entonces, ¿antes o después? ¡Ambos! Mi recomendación es comer algo ligero de una hora a 30 minutos antes de hacer ejercicio. Lo ideal sería una comida con edulcorantes naturales, como alguna fruta, especialmente la que se puede comer con todo y su cáscara. Su azúcar natural te dará suficiente energía para aprovechar los ejercicios a su máximo y la fibra asistirá con su absorción y distribución al sistema sanguíneo. Después del ejercicio, especialmente si incluye fortalecimiento, hay que alimentar los músculos para repararlos. El componente nutritivo más efectivo en este aspecto es la proteína. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con las malteadas de proteínas. Este es un sistema sintético que suele a incluir químicas y preservativos no beneficiosos. Lo ideal es encontrar fuentes naturales de proteína, como el pescado, carnes magras, frijoles, y nueces. Además, se recomienda comer dentro de una hora después de hacer ejercicio para aprovechar el aceleramiento del metabolismo causado por el aumento sostenido del ritmo cardíaco.

En realidad, no hay ningún beneficio de hacer ejercicio en ayunas. Los estudios médicos han comprobado que no es posible quemar más grasa en ayunas. A lo contrario, el músculo es más accesible que la grasa como una fuente de energía. Entonces, al no alimentarse bien, el cuerpo desgastara el músculo para conseguir energía antes que la grasa. La única excepción es cuando se hace ejercicio demasiado temprano. En este caso, el cuerpo tiene el beneficio de haber dormido recientemente y esto inhibe el uso de músculo como energía. Sin embargo, si necesitas un levantamiento de energía temprano en la mañana, pero no es posible comer una hora antes, se recomienda una bebida con edulcorantes naturales antes y durante el ejercicio.

María Simón

Entrenadora Personal y Experta en Acondicionamiento Físico