Con gorros de color rosa provistos de orejas puntiagudas de gato a manera de burla contra el nuevo presidente, cientos de miles de mujeres salieron a las calles en Washington y otras ciudades del mundo para enviar un mensaje enérgico a Donald Trump de que no le permitirán aplicar su agenda sin una oposición a ella en los próximos cuatro años.

Las multitudes se unieron bajo la lluvia o el sol con el fin de protestar en contra del sexismo, el racismo y el odio, y oponerse al presidente Donald Trump.

Fueron tantos los asistentes que algunas ciudades de Estados Unidos se paralizaron mientras los manifestantes atiborraban las calles, parques y estaciones del tren. Las más de 600 “marchas hermanas” se llevaron a cabo conjuntamente a la Marcha de las Mujeres en Washington un día después de la toma de posesión de Trump.

En todo el mundo, en ciudades grandes y pequeñas, miles de mujeres, hombres y niños salieron a las calles para mostrar apoyo y unidad por los derechos de la mujer.

«Pense en volar la Casa Blanca por los aires desde que Trump ganó las elecciones, pero  en lugar de eso, eligí el amor”

Madonna

Cantante y actiz