Entre nenes te veas

La mejor forma de amamantar a tú bebé

Una guía de antaño

Pixabay

Pixabay

Que felicidad ya tú bebé está en casa y estas empezando el proceso de amamantarlo. Si tienes la dicha de que tu mamá, una tía o tu abuelita este cerca de ti en esa etapa de tu vida estarán de lo más contentas con la idea de que le des leche tu misma a tu bebé y van a guiarte por el proceso tal como ellas lo hicieron.

 

 

 

 

¡No te acuestes!

 

Desde el hospital te enseñan a amamantar sentada pero para esas generaciones anteriores es absolutamente raro que no te acuestes a darle de comer a tu bebé, porque consideran que así descansas tu, que eso es lo más natural y cómodo. Mi mejor consejo es no lo hagas. Claro que es mucho más cómodo no levantarse, sentarse y volverse a acostar varias veces en la noche sin embargo de esa forma uno tiende a quedarse dormido y los bebés también. Con el tiempo eso se convierte en un problema.

Pixabay

Comer y dormir, no es buena combinación

Pixabay

Pixabay

Cuando los bebes comen se van quedando dormidos y generalmente hasta los acariciamos para que se duerman pero esto los va a llevar a asociar el comer con el dormir y eso va a interferir con buenos hábitos de sueño y de alimentación más tarde. Esto va a implicar que tu como mamá tengas que pasar mucho tiempo lidiando con la situación para corregir y eso es muy pesado.

 

Mantenerlo despierto

Aunque te pueda parecer hasta cruel es necesario que lo mantengas despierto hasta que termine de comer sino con el tiempo no va a poder dormir a menos que tenga en su boca tu pecho. Recuerda que va a tomar varias siestas el día y va a pedir varias veces de comer en la noche y cada vez que se despierte por cualquier razón el va a pedir lo que ya tiene asociado en su mente que necesita para poder dormir: el pecho de su mamá, cosa que nadie podrá darle más que tu. Pasarle una toallita húmeda en su carita y su cabeza ayuda a mantenerlo alerta.

Pixabay

Pixabay

 

Por ti y por tú bebé

Si comer y dormir quedan como dos conceptos separados tu vas a poder dormir mejor en las noches porque tú bebé no te va a demandar que lo duermas con tu pecho cada vez que se despierte, además de que será más fácil que vaya dejando de comer por las noches y cuando llegue el momento adecuado, será más fácil acostumbrarse a dormir en su cama él solo.

Pixabay

Pixabay

¡Tú qué dices mamá!