La neumonía, una infección de los pulmones, afecta anualmente y sin razón a millones de personas en todo el mundo. Las infecciones por neumonía con frecuencia se pueden prevenir y por lo general se pueden tratar.

A nivel mundial, la neumonía mata cada año a casi 1 millón de niños menores de 5 años. Esta cifra es mayor que el número de muertes que causa cualquier otra enfermedad infecciosa, tales como la infección por el VIH, el paludismo o la tuberculosis.

Sin embargo, la neumonía no es solo un problema de salud pública en los países en desarrollo. Por ejemplo, anualmente en los Estados Unidos, cerca de 1 millón de personas son hospitalizadas por neumonía, y cerca de 50 000 mueren a causa de esta enfermedad. La mayoría de las hospitalizaciones y muertes por neumonía en este país se producen en adultos y no en los niños pequeños.

Muchas de estas muertes, tanto a nivel mundial como en los EE. UU., se pueden prevenir con la vacunación y el tratamiento adecuado (como antibióticos y antivirales).