Se espera que el espectáculo de Taylor Swift pueda convertirse en el más lucrativo de la historia

La NFL está preparando el terreno para lo que podría ser el espectáculo de medio tiempo más grande y lucrativo en la historia del Super Bowl, con Taylor Swift como la protagonista central, según información revelada por The Sun.

La superestrella, que recientemente declinó una oferta para actuar en el Super Bowl de este año debido a compromisos previos, está en conversaciones para encabezar el show de medio tiempo del Super Bowl en 2025, que se celebrará en Nueva Orleans. Las negociaciones entre la NFL y Taylor Swift están en marcha para asegurar su participación en el Super Bowl 59, que podría generar ingresos sin precedentes para la liga. Según insiders de la NFL entrevistados por The U.S. Sun, la presencia de Swift podría no solo hacer del próximo Super Bowl el más visto de todos los tiempos, sino también disparar los ingresos por publicidad, potencialmente alcanzando más de $1 mil millones.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, ha reconocido el atractivo de Swift más allá del ámbito del futbol americano, destacando su capacidad para atraer a fanáticos no tradicionales y a una demografía más joven. Este año, se estima que la presencia de Swift ayudó a generar entre $700-750 millones. Si se confirma su actuación para el próximo año, se espera que la cifra supere los $1.3-1.5 mil millones.

La relación de Swift con Travis Kelce de los Kansas City Chiefs, además de su popularidad, ha aumentado significativamente el interés en la NFL, particularmente entre el público joven y femenino. La venta de mercancía de los Chiefs y de Travis Kelce ha visto un aumento sustancial desde que la pareja se hizo pública.