La ilustración original de la primera edición de la novela de J.K. Rowling de 1997 «Harry Potter y la piedra filosofal» se vendió por la cifra récord de US$ 1,9 millones.

Se esperaba que se vendiera por un máximo de US$ 600.000, el valor de preventa más alto jamás alcanzado por un objeto relacionado con Harry Potter, según la casa de subastas Sotheby’s, pero finalmente alcanzó más del triple de esa cantidad.

La acuarela de la portada es obra del autor e ilustrador Thomas Taylor.

La portada de Taylor se utilizó para varias versiones traducidas del libro, según la casa de subastas. Sin embargo, no se usó para la edición estadounidense del libro.

Taylor, que entonces tenía solo 23 años, creó la imagen original de la portada en dos días, según Sotheby’s.

En el momento de la publicación del libro, Taylor trabajaba en una librería, donde sus compañeros informaban a los clientes de que su librero local era el ilustrador de la novela de gran éxito de ventas, dijo Sotheby’s.