Jefes de policía de Anaheim y Santa Ana con Los Amigos of Orange County

Luis Arritola Miniondas

La reunión de Los Amigos of Orange County del pasado miércoles 18 de junio, contó con la presentación de los dos flamantes jefes de policía de Santa Ana y Anaheim, Carlos Rojas y Raúl Quezada, respectivamente, quienes aceptaron la invitación para contestar las preguntas de la audiencia reunida en su sesión semanal de los miércoles por la mañana.

Sin embargo, el esfuerzo se vio desaprovechado porla rápida partida de Raúl Quezada, quien solo podía estar una hora en la reunión, mientras que el tiempo se consumió en las presentaciones, conocidas internamente como “yo-yo”, en las que los invitados dan una breve bio personal, de modo que al pasar a la parte de preguntas y respuestas uno de los invitados –el jefe Quezada- se tuvo que retirar.

De manera que el encuentro se desinfló. Entre las preguntas que quedaron en el aire sin hacerse, está saber sobre los esfuerzos de la policía de Anaheim por recobrar la confianza perdida con las comunidades hispanas de las áreas pobres de la ciudad, donde agentes de la policía local han tenido un desastroso desempeño al matar sin razones convincentes a jóvenes de la localidad.

En cuanto al jefe Rojas de Santa Ana, faltó preguntarle sobre los cuestionables contratos de la corporación con ICE (Immigration and Customs Enforcement), por medio de los cuales se usa la cárcel municipal de Santa Ana como centro de detención de indocumentados, medida que ha sido terminada por la mayor parte de las ciudades de California que tenían contrato con ICE.

Por años, residentes latinos a través de organizaciones de base como la OC May Day Coalition, han insistido en que rentar camas de la cárcel de Santa Ana al ICE, “no va a resolver el problema fiscal que enfrenta la ciudad”.