El dirigente máximo de MORENA

Luis Arritola Miniondas

López Obrador estuvo de visita en Los Angeles

Una visita relámpago para presentar su libro ‘“Política Contemporánea de México, consecuencias del Neoliberalismo y privatización de recursos públicos” en la Universidad Estatal de Northdridge , y encabezar una asamblea informativa de MORENA en las escalinatas del city hall de Los Angeles, sirvió de marco para que Andrés Manuel López Obrador, dirigente máximo del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) arremetiera contra todos: El Partido de la Revolución Democrática (PRD), el presidente de México Enrique Peña Nieto, y el mandatario de los Estados Unidos Barack Obama.

Tras aseverar en repetidas ocasiones que sí se presentaría a una tercera candidatura presidencial en el 2018 “si la gente me lo pide”, López Obrador recordó que con Obama se han deportado mas de 2 millones de mexicanos de Estados Unidos, y acusó al presidente Barack Obama de que “no está cumpliendo con su compromiso de atender el problema migratorio (pues) ya se terminó su primer periodo, está en su segundo periodo y sin resultados”.

El mensaje de Obrador a Obama fue que si no “se aplica pasará a la historia como uno de los presidentes más discriminatorios de Estados Unidos. Será una sanción histórica. No queremos inscribir en la lista de presidentes racistas a Obama”, por lo que le pidió hacer la Reforma Migratoria “antes de concluir su mandato”.

De Peña Nieto dijo que durante la reciente visita de Obama a México “ni siquiera trató el tema migratorio y ello es porque el gobierno de México es un gobierno débil, (que) no tiene legitimidad”, además explicó que a poco más de un año del gobierno del priista Peña Nieto, “en México se ha profundizado la crisis social y no ha habido crecimiento económico”, y dijo que con cada “reforma estructural” aprobada recientemente se dio un golpe al pueblo de México: laboral, educativa, fiscal y energética.

Al referirse a la comparación entre MORENA y el PRD, Obrador aseguró que “El movimiento que encabezo ya es la única oposición en México”, y aseveró que el PRD: “Esa ya no es izquierda”. “Ser de izquierda es sencillamente ser honesto. Ser de izquierda es tener buenos sentimientos y ser honesto y el corrupto no puede ser de izquierda”, indicó.

Con la proximidad de que MORENA reciba su registro como partido político, Obrador aseguró que “cuando MORENA triunfe abolirá las reformas contrarias al pueblo y a la nación”. Después Andrés Manuel López Obrador viajó al sur de la frontera a encabezar asambleas de MORENA en La Paz y Los Cabos en Baja California Sur.