México es reconocido como un país soberano, pero también es un país orgulloso de sus raíces y de acuerdo a las estadísticas la impopularidad de Enrique Peña Nieto ha crecido al  recibir en los pinos a una persona denominada como no grata en México después de los insultos que calificaran a los connacionales de violadores, criminales e importadores de drogas.

Analistas señalan que la deportación masiva causaría estragos en ambos lados de la frontera e incremento a la criminalidad, causando una crisis irreparable.

Peña Nieto asegura que el daño fue solamente en la percepción por malas interpretaciones.

“el pueblo de México se había sentido agraviado por comentarios que se habían formulado, poro que yo estaba seguro que su interés genuino es por construir una relación que nos, lleve, a darle, a nuestras sociedades condiciones de mayor bienestar”  afirmaba el mandatario mexicano dentro de su discurso, agregando que su finalidad es proteger a las y a los mexicanos

“con la base de un respeto mutuo entre naciones, eso es lo que he compartido con el candidato Republicano”

Fueron las palabras con que finalizara este encuentro que tuviera lugar en un momento luctuoso en la nación Mexicana a tan solo unos cuantos días de la pérdida de un ídolo, lo cual aún mantiene a México con la guardia baja.highlight_consejo-seguridad-publica-blog