El Día Nacional es el 11 de enero de cada año

Desde el 2011, y por proclamación presidencial de Barack Obama, el mes de enero ha sido designado como Mes Nacional de Prevención del Esclavismo Moderno y Tráfico Humano (National Slavery and Human Trafficking Prevention Month), y con ayuda de organizaciones no-gubernamentales, es observado anualmente el 11 de enero como Día Nacional Contra El Tráfico Humano.

Aunque es breve el tiempo desde que esta acción de concientización nacional tomó efecto (2015 es el quinto año en que se realiza), la causa ha ganado numerosos e importantes adeptos, al punto de que el Papa Francisco junto a líderes religiosos de distintos credos y creencias, firmaron el pasado 2 de diciembre una declaración conjunta condenando todo tipo de esclavitud moderna, y se comprometieron a trabajar juntos para poner fin al tráfico humano.

La declaración fue firmada además de por el líder de la iglesia católica, por líderes religiosos anglicanos, ortodoxos, budistas, judíos, musulmanes e hindúes, y señala que “nosotros, los firmantes, estamos reunidos hoy por una iniciativa histórica para inspirar la acción espiritual y concreta de la gente de credos mundiales y las personas de buena voluntad en todo el orbe para erradicar la esclavitud moderna en todo el mundo para el año 2020 y para siempre”.

La iniciativa nació del Global Freedom Network, una organización fundada por católicos, anglicanos y musulmanes que buscan erradicar la esclavitud en todo el mundo. “A los ojos de Dios, cada ser humano es una persona libre, ya sea niña, niño, mujer u hombre, y está destinado a existir para el bien de todos en igualdad y fraternidad”, afirma el texto.

“La esclavitud moderna, en términos de tráfico humano, el trabajo forzado y la prostitución, así como el tráfico de órganos y cualquier otra cosa relacionada, fracasa en cuanto al respeto de la convicción fundamental de que todas las personas son iguales y que tienen la misma libertad y dignidad. Son un crimen contra la humanidad”.