En partido celebrado en el Alamodome de San Antonio, Texas, la Selección Nacional de México cayó por dos goles a cero con su similar de los Estados Unidos de Norteamérica, en encuentro de preparación.

Jordan Morris abrió el marcador para los locales a los 48 minutos y Juan Agudelo puso cifras definitivas a los 71’.

El Partido

Los primeros instantes del cotejo ambas escuadras buscaban imponer condiciones sobre el terreno de juego, sin embargo, serían los estadounidenses quienes se mostrarían mejor y con la pelota por más tiempo que los mexicanos. Los 22 elementos en la cancha peleaban con todo por la posesión de la esférica.

 

A pesar del ligero dominio de los locales, las llegadas de peligro en ambas porterías eran escasas, el juego se centraba en el mediocampo y ninguno de los dos cancerberos se había tenido que emplear a fondo para mantener en cero su marco.

Después de 30 minutos, el duelo ya era parejo. México y Estados Unidos lo intentaban en todo momento pero no podían establecer un dominio claro sobre el rival, ni siquiera poner en aprietos a la zona defensiva de su contrincante. Las llegadas de peligro eran escasas.

La más peligrosa de la primera mitad fue mexicana, a los 40’. Gerardo Flores llegó a línea de fondo, levantó la cara y metió servicio raso a primer poste, en donde Eduardo Herrera prendió de derecha y su escopetazo terminó pegando en la red pero por la parte de afuera. México estuvo cerca.

Los primeros 45 minutos transcurrieron sin grandes emociones. Todo tendría que definirse en la segunda mitad.

Estados Unidos arrancó con todo el complemento y tomó la ventaja a los 48’. Jordan Morris se encontró con un rebote adentro del área mexicana, se acomodó y metió derechazo que pasó por debajo de las piernas de Cirilo Saucedo, que había realizado un buen achique.