Además reclutó al piloto Bubba Wallace para competir por la escudería la próxima temporada

El ícono del básquetbol Michael Jordan compró un equipo de la Serie NASCAR de automovilismo y reclutó al piloto afroestadounidense Bubba Wallace para competir por la escudería la próxima temporada, informó el propio exjugador de la NBA.

Jordan, considerado como el mejor jugador en la historia de la NBA y que tiene un patrimonio neto estimado en 1.600 millones de dólares, será el propietario mayoritario de la nueva franquicia con el veterano piloto Denny Hamlin como socio minoritario.

“Al crecer en Carolina del Norte, mis padres nos llevaban a mis hermanos, hermanas y a mí a las carreras, y he sido fanático de la NASCAR toda mi vida”, dijo Jordan.

“La oportunidad de ser dueño de mi propio equipo de carreras en asociación con mi amigo Denny Hamlin, y tener a Bubba Wallace conduciendo para nosotros es muy emocionante para mí”, añadió.
Jordan, que también es dueño de los Charlotte Hornets de la NBA, dijo que esperaba que su movida logre atraer nuevas audiencias al mundo de NASCAR, dominado por los blancos, e impulsar la participación de las minorías.

“Históricamente, NASCAR ha luchado por la diversidad y ha habido pocos propietarios negros”, agregó Jordan.

“El momento parecía perfecto a medida que NASCAR está evolucionando y adoptando el cambio social cada vez más. Además del compromiso y las donaciones recientes que he hecho para combatir el racismo sistémico, veo esto como una oportunidad para educar a una nueva audiencia y abrir más oportunidades para los negros en las carreras”.