Yo siempre creí que les estaba demostrando mi amor, al no asignarles tareas en casa a mis hijos. Mis hermanos y yo crecimos haciendo siempre algo en la casa porque mi mamá trabajaba, yo también trabajo. No quería que ellos pasaran por lo mismo y por eso no los puse a hacer nada y pensé que eso los iba a ayudar a que se concentraran en la escuela y le pusieran más ganas. Pero, tristemente, no ha sido así.

Ahora ellos piensan que tengo algo mal, que algo me pasó porque cambié. Ahora la situación es cómo me atrevo a pedirles que hagan algo, cómo se me ocurre distraerlos de sus actividades, que son jugar, hablar por teléfono o escuchar música, que mala mamá soy. ¡Tía Lechis de verdad necesito ayuda! Ya en otra ocasión te escribí y me sirvió mucho.

Mi querida Cecilia, gracias por tu confianza en esta columna. Te mando un gran abrazo y a todos mis sobrinos un enorme saludo. Siento tu tristeza y tu impotencia. La cantidad de cosas que hacemos por amor. Pero la realidad es que la formación y la responsabilidad se van dando a los seres humanos desde que son pequeños sino les caen de peso. En lugar de que darles tiempo a que digieran las cosas poco a poco de repente les can de sopetón y como ya se acostumbraron a la vida fácil, llena de atenciones pues no quieren cambiar. ¿Quién quiere que lo pongan a hacer algo, por mínimo que sea, si es más rico que lo atiendan y le hagan todo?

Ahora te toca ir por el camino largo y difícil, pero lo tienes que hacer si quieres rescatarlos de una vida egoísta y sin compromiso, sobre todo porque tu trabajas y vas a seguir trabajando y ellos ya están mas que en edad de asumir sus responsabilidades. Ahora vas a tener que hablar con ellos e ir asignando tareas básicas, que implican atender sus propias cosas, y poco a poco que se vayan involucrando en la casa. Trata de que hagan proyectos donde todos participen y sea divertido, como colgar cuadros, mover los muebles, pintar una mesa o unas sillas. Elige cosas en las que todos puedan gozar los resultados. Poco a poco, sólo se firme y con amor se puede.

¿Estas viviendo algo similar? Cuéntanos, puedes ayudar a alguien latialechis@miniondas.com


 

RECETA DE HOY

 Filetes de pescado fáciles

 En papel aluminio se colocan 2 filetitos del pescado que prefieras, se sazonan con sal, pimienta, jugo de limón, se le pone ji-tomate en rajas, chile si te gusta, zanahoria, y alguna otra verdura que prefieras. Se le agrega una cucharada de aceite, se envuelve y se mete al horno a unos 250 grados.  Más fácil imposible

 ¡A comer!