Messi cancela el partido benéfico

Luis Arritola / Miniondas

“Tras intensas horas de intentar convencer al equipo de Lionel Messi de cumplir con su compromiso contractual y venir a Los Angeles, es claro que no tienen respeto por sus fans y por este mercado”, dijo en tono molesto en un comunicado de prensa Todd Graham, CEO de El Padrino Spirits, uno de los patrocinadores del encuentro de La Batalla de las Estrellas, sobre la cancelación por Messi del partido.

Y es que al parecer Lionel Messi y el organizador Andrés Barco esperaron sudando angustiosamente hasta el último momento, el pasado martes 2 de julio por la noche, para dar el difícil No definitivo, pues a escasas 26 horas de que el balón empezara a rodar, se vieron obligados a cancelar el choque de las Estrellas Mundiales del Futbol, pactada para la tarde-noche del miércoles 3 de julio en el Memorial Coliseum de Los Angeles.

La empresa Imagen Deportiva S.A. informó el miércoles –día del partido- a la 1 de la tarde que Andrés Barco, Total Conciertos SAS y GA Productions and Events, responsables del encuentro, decidieron “posponer” debido al “no cumplimiento de los compromisos acordados”, sin especificar qué compromisos no fueron cumplidos ni quién fallo con su parte, “las dificultades económicas, así como de logística que se presentaron, no pudieron ser postergadas”, dice el comunicado enviado a última hora.

Guillermo Marín, de Imagen Deportiva S.A., aclaró que pese al malogrado juego de Los Angeles se realizaría el partido programado para el 6 de julio en la ciudad de Chicago, en el que jugarían estrellas como Gerard Pique, Robinho de Souza, Javier Mascherano, Sergio Busquets, y Cesc Fabregas, entre otros. “La nueva fecha (para Los Angeles) será pautada en una reunión el próximo 10 de julio”, adelantaron los organizadores.
Tan pronto se supo la escueta y funesta noticia de cancelación en las versiones electrónicas de algunos medios informativos, en la página de Ticketmaster se leía la suspensión de la venta de boletaje anunciando además la devolución del monto de las entradas vendidas.

Por su lado, los medios sociales empezaron a opinar y a hacer comentarios especulando sobre las causas de la cancelación, pues la tardanza de un comunicado oficial de parte de los organizadores dio pie a las conjeturas.

La postergación del partido a beneficio de la fundación filantrópica infantil Messi, podría no sólo dañar el prestigio del capitán de la selección argentina y número 10 del Barcelona, sino que a juzgar por el tono usado por el CEO de El Padrino, de no llegar a un arreglo también podría atraerle demandas legales de parte de los patrocinadores, quienes seguramente exigirán el pago de las perdidas de inversión realizadas para la organización y promoción del frustrado evento futbolístico.

Sin duda la peor parte de la triste noticia de la cancelación del partido de Messi, es que la afición del área metropolitana de Los Angeles se perdió la oportunidad de ver a Shakira en vivo animando a Pique desde las butacas del Coliseo.