Los contendientes del Super Bowl también luchan por el preciado trofeo Vince Lombardi y los anillos de diamantes

Como es tradición los ganadores del Super Bowl reciben como premio el Trofeo Vince Lombardi, se que llama así desde 1970 en honor al entrenador de los dos primeros Super Bowls con los Green Bay Packers.
El trofeo fue diseñado por Tiffany & Co. y está valorado en 25 mil dólares. Presenta un balón reglamentario recostado sobre una base, realizado con plata ley, mide 56 pulgadas y pesa 3.2 kilos.
Además del trofeo, cada jugador recibe un anillo de campeón. Estas joyas suelen realizarse en oro blanco y diamantes, e incluyen el nombre del equipo y la edición del Super Bowl. La NFL costea 150 anillos para cada equipo, con un valor de 5 mil dólares cada uno. La franquicia vencedora puede regalar anillos a quien quiera quiera, repartiéndose entre cuerpo técnico, jugadores y directiva. Esta tradición de los anillos inició mucho antes del primer Super Bowl. Los jugadores a menudo eran recompensados con prendedores, pisacorbatas, y en una ocasión para conmemorar el título de 1933 obtenido por los Chicago Bears, el equipo otorgo pieles de oso. Pero la  Liga aprovechó la oportunidad de crear un sello único, brillante.
Los jugadores tardaron un poco en apreciar el premio; ya que el cheque adicional del Super Bowl era más atractivo. No fue hasta que la gran ola de contratos televisivos elevó sus salarios que los anillos cobraron mayor relevancia entre quienes los recibían. Los dueños y dirigentes de la NFL fueron añadiendo más oro y diamantes cada año.
En 1982 la Liga estableció algunas restricciones para los campeones primerizos, las cuales sobreviven hoy en día. Todos los anillos deben manufacturarse ahora en aleación de oro de 10 quilates, pesar menos de 56.7 gramos y los diamantes no deben exceder 150 puntos. El costo por cada anillo debe ser menor a 5 mil dólares.