Entre aplausos y voces que coreaban su nombre en el Long Beach prode Festival, la chica dorada recibió todo el cariño  de los fans que estuvieron apoyándola durante el show.

Los Ángeles, California (Julio 12). Tras la reciente pérdida de su madre, Susana Dosamantes, la reina del pop latino, Paulina Rubio, regresó entre nostalgia y dolor a los escenarios el pasado fin de semana con una presentación en el Pride Festival de Long Beach.

Rubio es una auténtica Chica Dorada, tal como lo indica con tanta precisión su luminoso apodo. Su espíritu brilló tan fuerte como el oro mientras interpretaba sus canciones ante una audiencia que la recibió con una conmovedora muestra de amor y cariño. Después de cantar cada uno de sus éxitos, la aclamada artista gritaba al público y los transportaba a un mundo mágico de música y aceptación, a la vez que celebraban juntos el motivo por el que se encontraban en el festival: apoyar a la comunidad LGBTQ+.

Paulina Rubio volvió a los escenarios con la fuerza y el amor que el público le dio tras la pérdida de su adorada madre

En un momento especial, Rubio le rindió tributo a su madre. A medida que caían lágrimas de sus ojos, la cantante les pidió a los asistentes un fuerte aplauso, una solicitud a la que respondieron de inmediato y con entusiasmo, gritando y aplaudiendo en apoyo a su ídolo y a la mujer que la convirtió en la persona tan especial que el mundo conoce el día de hoy. Paulina siempre ha dejado en claro que sus fanáticos son parte de su familia, así que les agradeció a todos los que allí se encontraban por el extraordinario amor que le brindaron y por acompañarla en un día tan importante, no sólo para la comunidad LGBTQ+, sino para ella también.

Paulina Rubio volvió a los escenarios con la fuerza y el amor que el público le dio tras la pérdida de su adorada madre

Para mayor información sobre Paulina Rubio, visite:

https://www.instagram.com/paulinarubio/

https://www.facebook.com/paulinarubio

https://twitter.com/PaulinaRubio