Tokio 2020 presumió  de los avances en los preparativos para los próximos Juegos Olímpicos y ofreció un aperitivo de lo que podrá verse en el evento, con una serie de actos que marcan la cuenta atrás de un año hasta la esperada cita deportiva.

La capital nipona hizo gala de su característica mezcla de tradición y modernidad en un evento celebrado en el Foro Internacional de Tokio donde participaron representantes políticos nacionales y personalidades del mundo del deporte y del espectáculo.

 «Dentro de un año Japón hará historia», afirmó a continuación el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, quien dijo que actualmente se dan «todos los ingredientes para que los de 2020 sean unos JJOO espectaculares».

Durante su discurso en el evento, Bach hizo hincapié en «los progresos asombrosos» que está haciendo la capital nipona en los preparativos, y aseveró que nunca había visto «una ciudad tan preparada como Tokio a un año de los Juegos».

Además, se mostraron por primera vez los diseños de las medallas olímpicas, elaboradas íntegramente con metales reciclados procedentes viejos dispositivos electrónicos, como «smartphones» y ordenadores.

El oro, la plata y el bronce necesario para forjar las 5.000 medallas que se entregarán durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se extrajo de cerca de 80,000 toneladas de aparatos desechados, lo que constituye la primera ocasión en que los distintivos olímpicos proceden en su totalidad de materiales reciclados.