El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los EE. UU. En el 2011, hubo más de 65 000 casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más mortal. El melanoma se puede extender a otras partes del cuerpo y causa más de 9000 muertes al año. Las personas que mueren a causa del melanoma pierden un promedio de 20 años de expectativa de vida. El melanoma puede ser causado por demasiada exposición a los rayos ultravioleta (UV) del sol o de otras fuentes, como el bronceado en interiores. Sin esfuerzos de prevención adicionales, los casos de melanoma seguirán aumentando en los próximos 15 años. Las comunidades y los responsables de formular políticas tienen un importante rol en estos esfuerzos de prevención del cáncer de piel.

Las comunidades y los responsables de formular políticas pueden hacer lo siguiente:

  • Aumentar los sitios con sombra en las áreas de juegos infantiles, las piscinas públicas y otros espacios públicos.
  • Fomentar la protección solar en áreas de recreación, incluido el uso o la compra de sombreros, filtros solares y gafas de sol.
  • Alentar a los empleadores, las guarderías infantiles, escuelas y universidades a que eduquen a sus empleados y estudiantes acerca de la seguridad frente al sol y la protección de la piel.
  • Restringir la disponibilidad y el uso del bronceado en interiores por parte de menores de edad.