Servicios Miniondas/FarándulaUSA

La sombra de la matanza terrorista de San Bernardino, California, llegó la noche del sábado a New Hampshire, sede del último debate demócrata del año

El terrorismo, las armas, la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) y la acogida de refugiados sirios marcaron una vez más el debate entre los aspirantes presidenciales demócratas Hillary Clinton, Bernie Sanders y Martin O’Malley, sin que estos lograran recortar lo suficiente la distancia que los separa de la exsecretaria de Estado, líder en las encuestas.

Los tres candidatos discutieron de forma seria y ampliamente educada durante las dos horas que duró el debate organizado por la cadena ABC y que estuvo dedicado en su primera parte a la política exterior, con un fuerte énfasis sobre la seguridad, y a la economía y políticas domésticas en la segunda.

El debate constituía una de las últimas oportunidades antes del comienzo de las primarias, en menos de dos meses, para que Sanders y O’Malley recortaran la distancia que les separa en las encuestas de la rival por el momento más consolidada, Clinton. No parece que vayan a poder declarar misión cumplida.

Dos semanas después de la matanza terrorista de San Bernardino, donde una pareja vinculada al ISIS mató a 14 personas, la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) y el control de armas marcaron buena parte del debate.

Aunque los tres coincidieron en rechazar el envío de tropas estadounidenses a combatir al ISIS, las distancias se ampliaron a la hora de evaluar el papel de Estados Unidos en esta lucha global.

“Si Estados Unidos no asume el liderazgo, no hay otro líder, entonces habrá un vacío” de poder, dijo Clinton al defender un papel fuerte en la lucha contra el terrorismo internacional que también implica, afirmó, sacar del poder a Bachar Assad en Siria.

“No podemos ser la policía del mundo”, rebatió Sanders, que recordó que “no es Assad el que ataca Estados Unidos. Es ISIS”.

Hillary Clinton concluyó el debate presidencial Demócrata la tarde de ayer sábado con una referencia a «Star Wars» invocando la famosa frase: «Gracias, buenas noches, y que la Fuerza esté contigo», dijo Clinton. La Guerra de las Galaxias «El Despertar de la Fuerza», estrenó este fin de semana como la película más taquillera de fin del año.

Fuente: Democracy Now!, El País y Et Alius

Foto: nato.int