Participan 100,000 personas

|Servicios y Redacción Miniondas

Decenas de miles de personas marcharon en Raleigh, Carolina del Norte, el pasado sábado, en protesta por las políticas de extrema derecha del gobierno republicano del estado. La “Marcha Moral” es fruto de las manifestaciones “Lunes de Moral” del pasado año, que marcaron trece semanas de acciones contra lo que los críticos llaman un asalto republicano a los pobres, desempleados, los derechos de votación, educación, el ambiente, la salud y los derechos de las mujeres.

El reverendo William Barber, organizador de las ma- nifestaciones y director del Fondo de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) de Carolina del Norte, afirmó que las políticas republicanas han forzado a las comunidades marginadas a mantenerse unidas.

Barber expresó: “Nos hemos reunido para luchar contra la peligrosa agenda de leyes extremistas de la derecha ultraconservadora que opta por el mal camino. Políticas que no son coherentes con la constitución, moralmente indefendibles, demenciales desde un punto de vista económico. Es extremista y muy bajo cortar Medicaid a más de 500 mil personas en un estado de 1.700.000 personas pobres y sabiendo que 2800 morirán. Es muy bajo aumentar los impuestos a 900 mil personas pobres y ciudadanos trabajadores para reducir los impuestos a 23 de las fami- lias más adineradas”.

Más de mil personas fueron arrestadas en las manifestaciones de “Lunes de Moral” el pasado año. Las estimaciones de la concurrencia del sábado llegaron a 100.000 personas. El reve- rendo Barber concluyó sus declaraciones con un tributo a la diversidad de los grupos congregados a marchar como uno solo.

“Somos negros, somos blancos, somos latinos, somos nativos americanos, demócratas, republicanos, independientes, personas de fe o no, pero incluso los seculares creen en un universo moral, somos nativos e inmigrantes, líderes de negocios y trabajadores y desempleados, médicos y no asegurados, homosexuales, heterosexuales, estudiantes, padres, jubilados. ¡Somos Carolina del Norte, somos Estados Unidos, y no nos iremos a ninguna parte!”, finalizó Barber.