Los Angeles, CA (miércoles, 29 de abril de 2020)— El Condado de Los Ángeles reconoce que quedarse en casa no siempre es una opción segura para las víctimas que sufren violencia doméstica durante la crisis COVID-19. Según el Departamento del Alguacil del Condado de Los Ángeles, entre los años 2019 y 2020, las llamadas debidos a la violencia doméstica han aumentado en el Condado de 863 a 933, un aumento del 8.11%. Para las personas que sufren violencia doméstica en medio de la Orden Más Seguro en Casa, hay servicios y recursos disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana. No está solo.

Servicios de Violencia Doméstica del Condado de Los Ángeles

Los Servicios de Violencia Doméstica del Condado de Los Ángeles permanecen disponibles. Los refugios están abiertos y siguen aceptando personas. Si usted es víctima de la violencia doméstica y necesita ayuda, los recursos incluyen: 

  • Línea Directa de Violencia Doméstica: marque al 1-800-978-3600.
  • También puede marcar 2-1-1 en cualquier momento para conectarse con los servicios y el apoyo en su área o visitar 211la.org/domestic-violence.
  • Encuentre ayuda legal – haga clic en el siguiente enlace Servicios legales para servicios de abogacía. 
  • Si se encuentra en peligro, inmediatamente marque 9-1-1. Todos los departamentos de policía siguen respondiendo a las llamadas de violencia doméstica y continúan proveyendo Órdenes de Protección de Emergencia.

La Ley de Violencia Contra las Mujeres permite a ciertas personas que no son ciudadanos y que se encuentran en situaciones abusivas tramiten la residencia legal permanente, sin solicitar la ayuda de su cónyuge o familia, inclusivo padres abusivos. Estas personas pueden incluir:

  • El cónyuge de un ciudadano estadounidense o residente legal permanente cuando el abusador es el ciudadano estadounidense, el cónyuge residente legal o un miembro de su familia que vive en el hogar;
  • El hijo de un ciudadano de EE. UU. o residente legal permanente cuando el abusador es el padre o la madre del cónyuge o un miembro de la familia del padre o la esposa del padre que vive en el hogar;
  • El hijo del cónyuge maltratado; o
  • El padre del niño maltratado.

Más información está disponible en el sitio web del Departamento de Servicios Sociales Públicos.  

Muchas víctimas de la violencia doméstica no abandonan situaciones abusivas porque los refugios de violencia doméstica no aceptan mascotas, y ellos y sus mascotas se ven obligados a soportar el abuso. Para los dueños de mascotas, el Departamento de Cuidado y Control de Animales del Condado de Los Ángeles (conocido por sus siglas en inglés como DACC) puede ayudar a las personas que tienen problemas de vivienda segura. Para encontrar centros de animales seguros cerca de usted, DACC ha proporcionado un mapa de sus ubicaciones. 

  • El programa COLA-HI brinda refugio temporal a las mascotas pertenecientes a personas experimentando indigencia.
  • El programa Ani-Safe ofrece alojamiento temporal a mascotas pertenecientes a víctimas de violencia doméstica.
  • DACC proporcionará alojamiento confidencial y seguro para mascotas, para que las víctimas puedan obtener los servicios que necesitan y cumplir con planes de vivienda segura. Las mascotas luego se reencuentran con sus dueños cuando encuentran una vivienda segura permanente.
  • DACC ha ampliado enormemente su programa de fomento para que las personas puedan elegir, de forma rápida y segura, una mascota para llevar a su hogar durante un período de tiempo, proporcionando a ese animal un ambiente hogareño tranquilo y cariñoso. 
  • Comuníquese con DACC  para obtener más información.

Combatiendo el Abuso Infantil en el Condado de Los Ángeles

Las consecuencias de la pandemia de COVID-19 han creado las condiciones que permiten que el abuso infantil no sea detectado. Los educadores son la fuente principal de informes (20%) a los servicios de protección infantil en todo el país. Sin embargo, los maestros, los orientadores y los proveedores de cuidado que generalmente sirven como protectores de la seguridad y bienestar de niños vulnerables ya no están en una posición diaria para presenciar y denunciar sospechas de abuso. Hay formas en que todos pueden hacer su parte para proteger a los niños de su comunidad:

  • Las personas que están preocupadas por una familia en particular pueden ayudar haciendo cosas pequeñas para aliviar el estrés que viene con este momento. Ya sea en forma de alimentos, papel higiénico, libros para colorear o simplemente un oído empático, estos actos pequeños de apoyo mientras se mantiene el distanciamiento social pueden marcar la diferencia y aliviar el estrés de los padres. 
  • Hacer uso de la tecnología para registros virtuales. Busque signos de angustia y sea una presencia de apoyo.
  • Forme grupos de padres para llevar a cabo el aprendizaje remoto para niños menores de 5 años, porque los niños más pequeños corren el mayor riesgo de abuso.
  • Cómo denunciar el abuso infantil en el Condado de Los Angeles: Todas las consultas o informes de casos específicos deben hacerse al Departamento de Servicios para Niños y Familias (conocido en sus siglas en inglés como DCFS). Para denunciar el abuso infantil en el Condado de Los Ángeles, California, por favor comuníquese con la línea directa de Protección Infantil al 1-800-540-4000 o visite el sitio web de DCFS. 
  • Si tiene una emergencia inmediata, llame al 911 o al departamento de policía local; de lo contrario, llame a los Servicios de Protección Infantil del DCFS para reportar abuso o negligencia infantil.
  • Para padres y cuidadores: Encuentre la Organización Comunitaria que ofrece servicios preventivos y de apoyo en su Área de Planificación de Servicios para llamarlos directamente, o llame a su Oficina Regional para conectarse. También puede llamar al (213) 336-2854 para hablar con el personal de los Servicios de Prevención y Apoyo de DCFS.

Imagen Crédito: Pixabay – Foundry