Recientemente, se dio a conocer que la producción de la película Deadpool 3 había comenzado aún en medio de la huelga de guionistas, la cual tiene detenidas múltiples producciones en Hollywood y todo Estados Unidos en general.

Sin embargo, Marvel Studios no quiso retrasar más tiempo el proyecto de introducción de Deadpool a su Universo Cinematográfico, por lo que dieron luz verde pese a no contar con parte de su equipo de escritores en el set.

Ante este panorama, Collider reportó que el actor Ryan Reynolds tiene prohibido improvisar, esto debido al contrato que tienen los escritores de proyecto con el estudio, y esta restricción para la superestrella de Hollywood, y el resto del elenco, estará cuando menos hasta que la huelga siga en pie, si eso ocurre antes de terminar la grabación.

Como resultado, la producción arranca siguiendo el guión al pie de la letra y sin la posibilidad de realizar algunos ajustes, por lo que cualquier broma que se le ocurra a Reynolds durante la producción, tendrá que guardársela.

Cabe destacar que Deadpool es un antihéroe que constantemente bromea con todo lo que hay a su alrededor, por lo que el equipo de producción se quedará con una sola opción de diálogo al momento de rodar la película, lo cual quita las posibilidades que pueda haber en un producto final.