Un grupo de mujeres del condado de La Naranja, se han unido en la rica experiencia directa de aprender frente al fogón y la estufa recetas tradicionales de la cocina mexicana, que han venido transmitiéndose por generaciones y traídas a los Estados Unidos con la migración desde distintos rincones de México. Recientemente aprendieron a preparar el mole verde estilo hidalguense, ahora la salsa de ciruela a la calentana.

La salsa de ciruela, es un plato delicioso hecho para acompañar a la carne, considerado toda una tradición culinaria en Tierra Caliente. Se prepara iniciando en los meses de abril, temporada de ciruelas, como parte de las costumbres y tradiciones calentanas.

Para la salsa se usa alguna de entre una variedad de ciruelas (mulata, poroche, huingure, mansa o boba), todas ellas de sabor dulce, a diferencia de la variedad ‘criolla’ que tiene sabor agridulce o agrio. Con la rica salsa de ciruela, muy común en las mesas calentanas, se prepara también el Atole de Ciruela.

Ublester Ramos, de la Federación de Clubes guerrerenses en California, preparó frente al grupo de mujeres la “Salsa de Ciruela” tal como lo aprendió de niño viéndolo preparar a su madre en Tierra Caliente, para acompañar con carne de puerco, y esto fue lo que nos dijo:

Ublester: El platillo se llama “Chile con Ciruela” estilo Tierra Caliente, aquí están las ciruelas, lleva chile guajillo y carne del lomo del puerco. La carne se prepara aparte, frita.

Lo aprendí de mi mamá que de chico veía cómo hacía esto. A veces se nos antoja preparar las comidas que uno comía de chamaco, y aquí está.

MO: ¿Es un platillo de fiesta, especial?

Ublester: Es de temporada. En tiempo de lluvia se da la ciruela allá, más sabrosa es la ciruela silvestre, de monte, en abril y mayo que es cuando hay ciruelas en Guerrero. Y para dia de muertos procuraban conseguir la ciruela para la ofrenda para los muertos.

MO: ¿Te sale igual?

Ublester: No, las manos de mi madre son diferentes (risas).

MO: Bueno sí, pero ¿tienes dificultades con los ingredientes, qué es lo que cambia preparándolo acá en California?

Ublester: El sabor. La ciruela que se consigue aquí es cosechada, en Guerrero es silvestre.

¡A probar!: La salsa de ciruela tiene un frágil equilibrio de sabor entre lo dulce y picante, que satura la boca a cada mordida de carne de carne de puerco montada en un trozo de tortilla, ¡un verdadero manjar!

¿Quiere unirse al grupo y aprender a cocinar platillos tradicionales?, comuníquese con Socorro Sarmiento, del Centro Cultural de México en Orange County.