Si odias ser intolerante a la lactosa, ahora tendrás una buena razón para valorarlo. De acuerdo con un estudio publicado en el British Journal of Cancer, reducir el consumo de lácteos te protege del diferentes tipos de cáncer.

Ser intolerante a la lactosa te protege del cáncer

En la investigación de la Universidad de Lund y la Región Skåne en Suecia se detalla que el consumo de leche y otros productos lácteos está asociado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario y pulmón.

 También te puede interesar: 8 cosas que pasan en tu cuerpo si abusas de los lácteos

 Los científicos detallan que las personas intolerantes a la lactosa tienen un riesgo muy bajo de desarrollar cualquiera de estos tres tipos de cáncer.

Ser intolerante a la lactosa te protege del cáncer

¡Reduce su consumo!

 En otro estudio, la Harvard School of Public Health detalla que el alto consumo de leche y otros productos lácteos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y ovario.

 Por ello es muy importante que pongas atención en todos los alimentos que consumes diariamente. Por ejemplo, para cuidar tu salud y adquirir la dosis de calcio que necesitas, sólo tienes que ingerir verduras, frutas y proteínas saludables.

 Además, no olvides complementar una alimentación balanceada con la práctica de alguna actividad física, así como con una buena hidratación. Si eres adicta a los lácteos puedes probar las leches de semillas (alpiste, almendra y arroz). Y tú, ¿cuántos lácteos consumes diariamente?