El oficial de Policía encargado de la seguridad del instituto de Parkland en el que un joven armado acabó con la vida de 17 estudiantes el 14 de febrero ha sido suspendido de sus funciones porque, en lugar de intentar enfrentarse al tirador, se quedó durante cuatro minutos fuera del centro educativo mientras el individuo seguía matando a tiros a varios estudiantes, según ha informado la cadena de televisión estadounidense ABC.

El sheriff del condado de Broward, Scott Israel, ha contado que Scot Peterson, el oficial de Policía encargado de la seguridad del instituto Marjory Stoneman Douglas, ha quedado suspendido de sus funciones después de que las imágenes de vídeo grabadas el día del tiroteo en el instituto demostraran que se quedó fuera del centro y que nunca intentó entrar para parar al tirador.

«Debería haber entrado, debería haberse enfrentado al asesino y debería haber matado al asesino», ha afirmado el sheriff Israel, en una rueda de prensa el jueves por la noche. Peterson estaba armado dentro del campus del instituto durante el tiroteo pero evitó enfrentarse al tirador y se mantuvo en una posición defensiva esperando a que terminara el asalto. Israel ha contado que el oficial, que ya cumple los requisitos para jubilarse, ha decidido renunciar al cargo después de que le comunicaran la decisión de suspenderle de sus funciones. El sheriff ha dicho que las imágenes de vídeo muestran a Peterson llegar a la zona oeste del edificio número 12, donde tuvo lugar la mayor parte del tiroteo. El policía se situó en esa zona pero “nunca entró”.

En el vídeo se puede ver a Peterson permanecer fuera del edificio durante unos cuatro minutos, mientras sigue el tiroteo, que se prolongó durante unos seis minutos. Además de estar conectado a su radio, Peterson «no hizo nada» mientras permanecía fuera el edificio, según el relato del sheriff.

 #oneless, ciudadanos destruyen sus armas tras massacre en Florida

Tras la movilización de los estudiantes por el control en la venta de armas, bajo el eslogan #NeverAgain, la iniciativa una ha dado lugar al surgimiento de #OneLess, una menos, una invitación a los propietarios de armas para que destruyan sus arsenales y eviten que algo así vuelva a suceder.

“¿El derecho a poseer esta arma es más importante que la vida de alguien?”, es la pregunta que se hacen los protagonistas de un video mientras hacen esta pregunta mirando a la cámara. Vean las imágenes de esas víctimas. ¿Ese derecho es más importante? El cañón de esta arma nunca apuntará a nadie.