Thalia regresa con un nuevo disco entre las manos, Latina, una vuelta a sus orígenes que recupera los sonidos más tradicionales de la música latina mezclándolos con el pop más urbano. “Es un disco para pasarlo bien y celebrar la vida. Es un disco de alegría, de celebración de la cultura latina, de nuestros sonidos, pero llevados al pop y al urbano”, explica Thalia.

A este respecto, añade que ha sido una “aventura espectacular y mágica”, pues ha regresado “de alguna manera” a sus raíces de infancia, “al vecindario de la colonia” donde creció, “donde de camino a la escuela, a la Iglesia o al mercado siempre escuchaba música distinta en aquellas casitas, desde mariachis, salsa y boleros a Michael Jackson”.

“Este vecindario se quedó muy marcado dentro de mí y este disco es como regresar a esa columna vertebral, a ese pilar de mi esencia y ha sido increíble el proceso. Hemos fusionado muchos ritmos, desde el mariachi y la salsa hasta el vallenato y el pop”, destaca con evidente orgullo.

Uno de los platos fuertes del disco es la colaboración con Maluma en Desde esa noche, algo que surgió “de manera muy espontánea”, en cuestión de minutos cuando ella le dijo al productor que querría contar con alguien que le diera la réplica en la versión original del tema.
“Le pregunté que quién se le ocurría y me dijo que en ese momento estaba chateando con Maluma y le dije que chateara bien y que le dijera que estaba conmigo. Él me mandó un saludo, se lo planteamos y dijo que sí”, rememora Thalia sobre esta unión que ha resultado ser tan exitosa.