Año Nuevo es una fiesta repleta de optimismo, una noche en que el cambio de calendario da la ilusión de que todo puede mejorar, desde la economía personal hasta felicidad.Pero, más allá de las metas que uno se marque para el año que comienza, muchos piensan que no de más darles un empujón extra siguiendo al pie de la letra distintas tradiciones y supersticiones.

12 uvas a las 12 de la noche

La tradición de comer 12 uvas exactamente 

a las 12 de la noche llegó a América Latina desde España.

Para tener 12 meses de buena suerte y prosperidad es necesario 

comer una uva con el sonido de cada campanada de la medianoche.

Monedas

Otra superstición es lanzar monedas en una bandeja con una vela en medio, mientras se pide un deseo o se hace una oración. Luego se llena la bandeja de agua y se enciende la vela.

Ropa interior de diferentes colores

Amarillo: Llena de energía

Este es el color que más simboliza al Año Nuevo y representa la felicidad, buena suerte y la prosperidad. Si quieres empezar full pilas el 2018 usa el amarillo patito.

Rojo: Oh, el amor

Aquellas chicas que buscan alguna nueva conquista o simplemente conversar al que ya tienen deben usar ropa interior en color rojo intenso.

Blanco:  ¿Alguien dijo boda?

Si te cansaste de esos amores que no llegan a ningún lado, si ya quieres vestir de blanco o simplemente quieres un compromiso más serio. El blanco simboliza la paz, la armonía y la unión. 

La quema del muñeco

Armar un gran muñeco con materiales inflamables y prenderlo fuego en la calle es una costumbre que existe en diversos países latinoamericanos para diferentes fechas importantes.Varios países de la región como Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela realizan esta tradición en fin de año, motivo por el cual algunos llaman al muñeco como «Año Viejo» o directamente «El Viejo».En general, la idea es juntarse con familiares, vecinos y amigos para crear muñecos que representen acontecimientos o personajes negativos del año que se termina y luego quemarlos para ponerles fin y dejarlos atrás.