Servicios Miniondas/FarándulaUSA

Nueve heridos de bala, cinco agentes de policía entre ellos.El ataque fue contra una clínica del grupo Planned Parenthood

Un agente de policía y dos civiles han fallecido este viernes a consecuencia de los disparos recibidos durante el asalto a tiros de un centro de planificación familiar en Colorado Springs, al sur de Colorado, Estados Unidos. Otras nueve personas, cinco de ellas policías, fueron heridas de bala y se encuentra fuera de peligro. El agresor, un solo hombre de raza blanca, se mantuvo atrincherado en el interior durante más de cinco horas y disparó contra la policía.

El alcalde de Colorado Springs, John Suthers, informó a las cinco de la tarde locales de que el sospechoso había sido detenido. Hasta dos horas después no hubo confirmación de las muertes. El ataque fue contra una clínica del grupo Planned Parenthood, una organización denostada constantemente por el Partido Republicano en su campaña contra el aborto.

Los primeros disparos se escucharon a las 11.30 de la mañana. Un hombre entró con un arma larga en la clínica abortista después de disparar a los vehículos en el exterior de la misma, según relatos de testigos a la prensa local. A las cuatro de la tarde, la policía de Colorado Springs informaba de que la situación no estaba aún controlada. La portavoz de la policía local Catherine Buckley informó de que el sospechoso había disparado contra los agentes en el interior del edificio.

Las primeras imágenes del detenido muestran a un hombre blanco de complexión fuerte, con barba blanca y gafas, en camiseta. Según la radio de la policía, el detenido dijo actuar solo. Se le identificó como Robert Lewis Dear de 57 años. Pasadas las 7 de la tarde, la policía local confirmó que había tres muertos, uno de ellos policía. El agente se llamaba Garrett Swasey de 44 años, del cuerpo de policía de la Universidad de Colorado.

Fuente: El País, bbc, et.alius

Foto: Internet / al.com