Servicios Miniondas/FarándulaUSA

Ayer martes fue otra gran noche para las campañas presidenciales de Donald Trump y Hillary Clinton. Ahora, ambas campañas se mueven hacia el Oeste con California como el premio mayor que podría definir sus respectivas nominaciones 

En las elecciones primarias republicanas, Trump ganó los cinco estados en juego: Pensilvania, Maryland, Connecticut, Rhode Island y Delaware. Ganó al menos el 54% de los votos en todos los estados, capturando la mayoría de los delegados en juego.

El gobernador de Ohio John Kasich quedó en segundo lugar en cuatro de las elecciones, Ted Cruz quedó en segundo lugar en uno. A principios de esta semana Kasich y Cruz anunciaron planes para coordinar sus campañas con el fin de impedir que Trump llegara a los 1.237 delegados necesarios para ganar la nominación y evitar una convención abierta.

Hdlns2-TrumpIowatrump-clintonhillaryHdlns3-HilaryIowa

En el sector demócrata, Hillary Clinton venció a Bernie Sanders en Pensilvania, Maryland, Delaware y Connecticut. Sanders ganó en Rhode Island. Durante su discurso de victoria, Clinton se dirigió a los partidarios de Sanders.

En el sector demócrata, Hillary Clinton venció a Bernie Sanders en Pensilvania, Maryland, Delaware y Connecticut. Sanders ganó en Rhode Island. Durante su discurso de victoria, Clinton se dirigió a los partidarios de Sanders.

Hillary Clinton enunció: “Porque ya sea que apoyen a Sanders o a mí, hay mucho más que nos une de lo que nos divide. Todos estamos de acuerdo en que los salarios son demasiado bajos y la desigualdad muy alta. Wall Street no debería poder amenazar al ciudadano de a pie y deberíamos ampliar la seguridad social, no recortarla o privatizarla. Los demócratas estamos de acuerdo en que la universidad debe ser asequible para todos y que la deuda estudiantil no debería retener a nadie”.

Fuente: Democracy Now!

Foto: Cortesía Democracy Now!