Se trata de un disco sensorial que recorre los olores, los sabores, los paisajes pero sobre todo los sonidos de México. Titulado Un canto por México, vol. 2 es la segunda parte de un proyecto “hecho en comunidad” de Natalia Lafourcade cuyo estreno ha dejado a la cantante con la necesidad de “regresar hacia adentro”. »

El disco te lleva al campo, a la montaña, a la playa y a cualquier paisaje de México. Te deja percibir el olor del país, del mole, el tamal, el mezcal, el tequila y el agave», cuenta la compositora. Un canto por México, vol. 2 está “más allá” de la propia artista que lo encabeza, afirma Lafourcade, quien trabajó con más de 50 músicos para este segundo volumen y cuya primera entrega la hizo acreedora a su segundo premio Grammy y le sumó dos Grammy Latino a su colección.

Se trata de la continuación de un proyecto que comenzó con la intención de mantener vivo el patrimonio de la música mexicana al recaudar fondos por medio de un concierto homónimo realizado en el 2019, para el Centro de Documentación del Son Jarocho, en el estado de Veracruz. Para la cantautora, la «liberación de toda esta energía» que ha sido de forma «colectiva» grabado desde «las dificultades» que trajo la pandemia, le ha dado también una necesidad de regresar a la música.