(Santa Ana, CA) – Un murciélago encontrado en el Parque Regional de Laguna Niguel (28241 La Paz Rd, Laguna Niguel, CA 92677) el 11 de septiembre de 2021 ha dado positivo para la rabia.

Aunque la rabia humana es muy rara, cada posible exposición debe ser evaluada cuidadosamente. Cualquier persona que pueda haber tenido contacto físico con un murciélago o que haya visto a otra persona teniendo contacto con un murciélago, se le pide que llame a la División de Control de Enfermedades Transmisibles de la Agencia del Cuidado de la Salud (HCA por sus siglas en inglés) del Condado de Orange al (714) 834-8180 para determinar el riesgo de rabia. Los propietarios de mascotas que puedan haber tenido contacto con este murciélago deben consultar a su veterinario.

La rabia se transmite por la mordedura de un animal infectado o, raramente, por un rasguño si la saliva del animal se introduce en él. Los murciélagos tienen dientes muy pequeños, y sus mordeduras pueden pasar desapercibidas. La mayoría de los casos de rabia humana en los Estados Unidos en los últimos años han sido consecuencia de cepas de rabia de murciélagos.

Si ha ocurrido exposición a la rabia, existe un tratamiento seguro y eficaz para evitar que se desarrolle la rabia. El tratamiento moderno de la rabia utiliza una serie de inyecciones de una vacuna, que se administra en el brazo al igual que otras vacunas.

Para prevenir la rabia: 

  • Evite todo contacto con animales salvajes.
  • Vacune a todos los perros y gatos contra la rabia.
  • No duerma con las ventanas o puertas abiertas sin protección.
  • Si se ven murciélagos dentro de la casa u otra estructura, cierre la zona y póngase en contacto con el control de animales. Una vez que se hayan retirado los murciélagos, cierre cualquier zona que permita la entrada a la casa.
  • No deje la comida de su mascota en el exterior donde pueda atraer a los animales salvajes.
  • Lave inmediatamente todas las mordeduras de animales con agua y jabón, asegurándose de enjuagar bien la herida, y luego póngase en contacto con su médico.
  • Informe de todas las exposiciones de animales a su programa de control de animales.
  • Obedezca las leyes sobre el uso de correa.
  • Denuncie a los animales callejeros al programa de control de animales. 

Puede obtener más información sobre la rabia en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en http://www.cdc.gov/rabies