Dorados y dulces buñuelos con humeante y aromático chocolate caliente y tamales rojos y verdes gratis para todos, fue la deliciosa forma de recibir a un numerosos grupo de santaneros que se dieron cita en la Plaza Santa Ana para su segunda celebración anual Plaza Navideña, con la que la ciudad de Santa Ana invita a celebrar la época más entrañable del año.

Fueron un montón de niños que rebosantes de alegría no querían oro, ni querían plata, tan solo romper la piñata –una de las varias que se colgaron para gritar a coro: “Dale-dale-dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”.

Junto con bailables infantiles que amenizaron la velada navideña y la estruendosa música de mariachis, el plato fuerte fue la presencia de Santa Claus, que se sentó en medio de La Plaza con decenas de niños a su alrededor, cantando y contando historias divertidas de Navidad. Después se tomó fotos con todos los niños que le jalaban las ropas a Santa para decirle quedito que quieren de regalo para la Navidad.
Un enorme árbol navideño, colocado en la esquina de la Plaza Navideña, ilumina la plaza entera al caer la tarde, y se puede apreciar durante estos días de fiestas. No deje de llevar a sus niños a admirar este árbol de más de seis metros de altura. ¡Feliz Navidad les desea Cervantes Publishing Company y sus periódicos Miniondas y Farándula USA!, ¡Que la alegría de estos días los acompañen a ustedes, sus amigos y familia!