Desquitarse con las personas queridas no es un símbolo de amor, es abuso y maltrato emocional.

En un mundo caótico es vital tener una relación sana, tranquila y en armonía que pueda proteger ante la incertidumbre y el dolor. La paz emocional es la mejor medicina para luchar contra la depresión y fomentar el desarrollo personal.

Es difícil tener que lidiar con la inestabilidad mundial, la ansiedad y la soledad que proyecta el medio ambiente, y aparte tener que luchar contra la propia pareja o la familia. Se necesita tener un lugar que nutra y favorezca a la tranquilidad tanto personal como de la pareja y la familia para poder superar los tiempos difíciles.

Es una lastima creer que uno tiene el derecho de verter en la pareja, la familia y/o las personas cercanas la angustia, los miedos y la desesperación que siente, porque tiene la creencia que las personas más cercanas pueden y tienen que entender o aguantar los problemas personales, debido a que se resiste la presión del mundo exterior.

Las personas queridas y la pareja deben de ser la parte sana que contiene y cuida el bienestar personal. Cuando uno se siente presionado por la carga de la rutina diaria y no cuenta con un lugar que lo sostenga, los problemas se sienten más pesados y son difíciles de manejar.

Se tiene la falsa creencia que porque “te quieren te tienen que aguantar” pero en realidad es todo lo contrario, por que te quiero voy a ser más prudente, más paciente y te voy a entender.

Las personas cercanas que abusan del amor y la comprensión de sus seres queridos en lugar de adoptar por la compasión convierten su hogar en un infierno. Se llegan a desahogar o desquitan sus angustias con las personas que deberían cuidar y disfrutar.

El problema se agrava cuando la necesidad de alguno de los integrantes de la relación impone tener la razón demostrando lo equivocado que el otro esta. Así se siente fuerte y pretende poder controlar una parte de su realidad.

Esta actitud tan controladora provoca miedo a la confrontación y temor al abandono. Por lo que la otra persona que además de tener sus propias cuestiones, termina creyendo las ideas que lo acusan se queda en silencio, y paulatinamente otorga su poder y pierde el valor para poder defenderse.

Todos pierden, la relación se desgasta, el que se impone se llena de arrogancia y el que se lastima se aísla. El lugar que debería ser una plataforma que conforta y favorece la comunicación, queda impregnado de amargura, dolor y desolación.

Al cuidar las relaciones personales y familiares sanan las heridas y la crueldad que se vive en este mundo inestable y conflictivo.

Aprender a mirar y a contenerse a través de los ojos de un ser querido se obtiene una herramienta poderosa que nutre el bienestar emocional y podría sanar la humanidad.

La receta

Una relación sana y segura es la mejor defensa ante la depresión y la soledad

Nutriendo las relaciones personales

Una relación sana y segura es la mejor defensa ante la depresión y la soledad

Ingredientes:

  • Sensibilidad – ternura, comprensión y compasión para las personas queridas
  • Paciencia – calma ante los malos momentos de los otros
  • Cariño – afecto, interés genuino y amor incondicional
  • Confianza – cuidar la transparencia y lealtad, hablar con la verdad ser honestos
  • Dedicación – tiempo y acciones concretas que demuestren interés y atención

Afirmación personal para cuidar mis relaciones importantes

Me siento más seguro cuando puedo sentirme querido, aceptado y cuidado por mi pareja, mis familiares o las personas con las que vivo. Vivir en armonía y paz es mi prioridad. Respeto la personalidad de mi gente querida sin permitir que me lastimen o se desquitan conmigo. Reconozco que tener un hogar seguro me ayuda a vivir mejor y fortalece mi bienestar emocional. Tengo compasión y paciencia. Cuido con cariño a las personas que quiero.

Cómo nutrir una relación para vivir en paz y armonía:

1. Cuidar a las personas queridas y cercanas, también es cuidarse a uno mismo. Para tener una buena calidad de vida hay que proteger y darles prioridad a las personas que apreciamos. Cuando se tiene consideración por otros, se obtiene mayor respeto y cuidado por uno mismo.

2. Validar y procesar los sentimientos personales para no confundirlos con las acciones o los sentimientos de los demás. Cuando uno tiene Clara su perspectiva puede reconocer lo que está sintiendo y no tienen necesidad de imponerse o desquitarse con los que quiere.

3. Tener una relación sana y sólida es tener un frente tranquilo y una forma de vivir en paz. Cuando se tiene una relación segura y estable es mucho más fácil sobrevivir tiempos difíciles y crisis que no se pueden controlar fácilmente.

Una relación segura favorece a tener una vida placentera. 

Tenemos citas, presenciales y virtuales disponibles, pide tu cita hoy. www.recetasparalavida.com