El evento deportivo más famoso de Estados Unidos se celebrará el próximo año en la ciudad de Las Vegas.

El cantante Usher fue elegido para actuar en el espectáculo del descanso del Super Bowl de 2024, la gran final de la temporada del fútbol americano, que se jugará el próximo 11 de febrero el Allegiant Stadium de Las Vegas.

«Es el honor de mi vida añadir a mi lista sueños una exhibición en el Súper Bowl. Estoy ansioso por ofrecer un espectáculo distinto a todo lo que hayan visto de mí antes. Gracias a mis seguidores y a todos quienes hicieron posible esta oportunidad», dijo Usher en declaraciones facilitadas por la NFL.

El cantante texano, definido por la liga estadounidense como «uno de los más influyentes de su generación», tomará el relevo de Rihanna, que actuó en el Super Bowl de 2023.

La actuación del medio tiempo del Super Bowl es un auténtico acontecimiento mundial que atrae tanta atención como el partido en sí.

En su exitosa carrera, Usher, nacido en Dallas en 1978, vendió más de 80 millones de discos y se consagró como una estrella global, como cantante, bailarín y empresario.

Será la segunda edición del Super Bowl en la que Apple Music es patrocinador del espectáculo del descanso.