Damien Chazelle dirige esta cinta biográfica que lo reúne con Ryan Gosling, con quien ya trabajó en La La Land.

Acasi dos años del estreno de La La Land: Una Historia de Amor, Damien Chazelle está de regreso en la cartelera con un drama biográfico basado en la vida de Neil Armstrong y en la legendaria misión espacial que convirtió al astronauta en El Primer Hombre en la Luna, hecho que da título al filme. La cinta, basada en la novela de James R. Hansen, se perfila desde ya como una de las fuer-tes candidatas para esta temporada de premios, ya que a su paso por los festivales internacionales de Venecia, Toronto y San Sebastián, cosechó muy buenos comentarios por parte de la crítica especializada y el público en general.

“Quería que la película reflejara todo lo que representó esta misión, entonces cuando estábamos dentro de la nave nosotros tratamos de hacer sentir al espectador la claustrofobia usando sonidos, lo que ves, pero también lo que no ves”, expresó el director ganador del Óscar en una entrevista.

“Quise restringir que la audiencia viera todo desde el punto de vista del protagonista y poner al espectador en una experiencia totalmente inmersiva, por lo que ellos sentirán el lanzamiento de la nave en el aire y también como si estuvieran flotando en el espacio”, declaró el cineasta de 33 años.

El encargado de dar vida a Neil Armstrong en el filme es Ryan Gosling, con quien el director ya había trabajado en la cinta musical que estuvo nominada a 14 Premios de la Academia en 2017. El artista canadiense siempre fue la primera opción de Chazelle para el rol del emblemático personaje.