Mesa de Redacción Miniondas/FarándulaUSA

Medio centenar de mujeres y hombres, algunas y algunos de ellos víctimas sobrevivientes de violencia doméstica y abuso sexual, han pasado por el taller de resiliencia «Mujeres Empresarias», una iniciativa del Consulado de México en Orange County en sociedad con agencias gubernamentales y empresarios de la iniciativa privada, que unen esfuerzos y recursos para romper el círculo vicioso de la violencia a la mujer, al tiempo de que adquieren herramientas para lograr la independencia económica y el sueño de un negocio propio.

«Mujeres Emprendedoras», segunda generación, tuvo su graduación el pasado viernes 5 de agosto en las instalaciones del consulado en Santa Ana, en una emotiva ceremonia encabezada por Marco Antonio Fraire, Cónsul Adscrito de México en Santa Ana, y por Jazmín Castellanos, Cónsul de Protección del mismo Consulado de Carrera. Los socios participantes al lado del consulado mexicano en esta segunda camada de Mujeres Emprendedoras son Voluntades de O.C., la SBA (Small Bussiness Administration) y El Triunfo Corporation.

Al hacer entrega de los diplomas de certificación del curso, el cónsul Fraire destacó el papel que el personal consular realiza en apoyo a las víctimas de la violencia «que va más allá del deber y de cumplir un horario», y de que el rol de la oficina de Protección consular rebase con estas iniciativas educativas la función de asistir a las víctimas con apoyo médico, jurídico y financiero, poniendo a su disposición recursos «para su empoderamiento» y que tomen el control de sus vidas a través de la independencia económica, «porque el 90 por ciento de los que ejercen la violencia son además los proveedores del sustento económico», apuntó Fraire destacando que la violencia doméstica y sexual es un acto de poder.

MujeresEmprendedoras2   MujeresEmprendedoras3   MujeresEmprendedoras4   MujeresEmprendedoras5

El curso fue impartido por Carlos Guamán, presidente fundador de El Triunfo Corporation, compañía de servicios de contaduría, consultoría financiera y seguros en Santa Ana. «Les instruí desde lo básico de hacer un plan de negocios, estudio de mercado, marketing y creación legal de empresas y corporaciones, hasta llevar al siguiente nivel empresarial a negocios ya establecidos pero que han llegado a un tope de crecimiento», dijo el licenciado Guamán en entrevista con Miniondas/FarándulaUSA.

«Yo tengo mi negocio propio y necesito que crezca, pensaba que sabía todo de negocios pero la verdad es que en este curso aprendí muchísimo de cosas que ignoraba», dijo Teresa Arciniega, una de las mujeres graduadas que fue víctima de violencia doméstica «fui golpeada por mi ex-esposo, conozco eso, viví en la calle, cuando me separé tuve que dormir en mi carro por un mes con mis hijos», dice Teresa cuyo mayor de sus logros es que «mis hijos ya están graduados de la universidad».

Teresa es una empresaria nata, empírica, pero con instinto para las ventas: «Empecé vendiendo cosas en pagos, luego en los swap meets vendiendo ropa y joyería, y como estudié cosmetología me enfoqué en las uñas y eso me ha dado resultado, llegué a tener tres tiendas de supplies de uñas, tres loncheras, un beauty saloon, una taquería. Soy emprendedora, pero sentía que me faltaba algo para seguir creciendo».

Un tercer grupo está en formación y las inscripciones están abiertas acudiendo al consulado, dijo a Miniondas la cónsul Castellanos. Al término de la entrega de diplomas hubo un ameno convivio en el que se disfrutaron platillos llevados por los propios graduados, y una expo de algunos de los nuevos negocios que están ya sobre ruedas.

Fuente: Miniondas/FarándulaUSA

Fotos: Miniondas/FarándulaUSA